sábado, 4 de agosto de 2012

Posted by Sr. Perry |

Hello Kitty Murder es el nombre por el que se conoce el caso de tortura y asesinato más espeluznante que haya conocido Hong Kong en mucho tiempo.

En marzo de 1999, Fan-Man-yee, de 23 años, alternadora de un club nocturno de Hong Kong, fue secuestrada por tres miembros de la Tríada china y torturada durante un mes hasta morir, en un apartamento del distrito de Tsim Sha Tsui, en el área de Kowloon, Hong Kong.

El cadáver fue descuartizado, y la cabeza alojada dentro de una gran muñeca Hello Kitty, lo que dio nombre al caso.

El caso:

En 1997, Fan Man-yee trabajaba en el Romance Villa, un prostíbulo del área de Kowloon. Uno de sus asiduos clientes era Chan Man-lok, un exitoso, despiadado rufián, usurero, consumidor y vendedor de drogas, miembro de la Tríada. Entre noches de sexo y consumo desenfrenado de estimulantes, trabaron amistad. Todo hubiera ido bien, si Fan no hubiera tenido la nefasta ocurrencia de intentar quedarse con una billetera de Chan, con 4.000 dólares. Fue descubierta y tuvo que devolver dicha cantidad, además de 10.000 dólares adicionales, a modo de compensación. No considerándolo suficiente, Chan le exigió 16.000 dólares más, en concepto de "intereses".

El 17 de marzo de 1999, Chan Man-lok, de 34 años, y sus dos compañeros de Tríada, Leung Shing-cho, de 27, y Leung Wai-lun (apodado 'Gangster'), de 21, secuestraron a Fan Man-yee de su apartamento.

Chan Man-lok ocupaba un lujoso apartamento de siete habitaciones sobre la elegante Gransville Road, el paseo de compras más famoso de Kowloon. El plan era tener a Fan Man-yee allí encerrada, y explotarla hasta que hubiese producido el dinero que Chan consideraba que le debía.

Pero las cosas no salieron de acuerdo a lo planeado. Al igual que Fan, los tres mafiosos eran asiduos consumidores de 'hielo' (clorhidrato de metanfetamina), un psicoestimulante, pariente de la anfetamina, mucho más potente y sumamente adictivo.

Bajo los efectos de la poderosa droga, tener a la indefensa muchacha allí resultó irresistible.

Comenzaron a castigarla asiduamente por simple diversión, o cuando estaban aburridos y no había nada en la televisión.

Los torturadores obligaban a Fan Man-yee a sonreír o reír a carcajadas, simulando estar feliz, mientras la golpeaban salvajemente.

De vez en cuando una jovencita de 14 años, novia de Chan Man-lok, los visitaba y se sumaba a la diversión. Siendo menor de edad, para las actas del juicio recibiría en su momento el nombre de 'Ah Fong'.

"Era como un juego", declararía Ah Fong en la Corte. "Si ella no lo hacía, la golpeaban con más violencia. Le decían que se riera mientras la quemaban. Había una atmósfera de diversión."

Los tres hombres encontraron en la propia cocina del apartamento todo lo necesario para sus torturas.

Sujetaban a Fan, prendían fuego a unas pajillas y dejaban gotear el plástico derretido sobre las plantas de sus pies, hasta que la piel se ampollaba y empezaba a supurar. Luego le derramaban aceite de guindilla sobre las heridas. Cuando se les terminaba la paciencia, le quemaban los pies directamente con fuego, y le golpeaban los pies lastimados con un palo.

En varias oportunidades, los tres hombres le orinaron en la cara y en la boca, y la obligaron a tragar la orina, castigándola a golpes cuando no conseguía hacerlo.

En una oportunidad, se divirtieron haciendo que la niña Ah Fong defecara dentro de una caja de zapatos, y obligaron a Fan a comerse las heces.

Conforme pasaban los días, aumentaba la brutalidad de las torturas infligidas por los tres hombres, bajo los efectos de grandes cantidades de clorhidrato de metanfetamina.

Algunas veces, cuando no había nada en la televisión, ataban a Fan con cables eléctricos, la colgaban de un gancho en el cielorraso y la golpeaban con barras de hierro. Más adelante, ni siquiera se tomaban el trabajo de descolgarla. Fan quedaba allí colgada toda la noche.

Hacia el final de sus días, Fan estaba tan enferma y maltrecha que alternaba momentos de consciencia con períodos de inconsciencia, mientras permanecía tirada en el piso o colgando del techo. Así solían dejarla, mientras los cuatro salían a jugar videojuegos de arcade en un local cercano.

Cuando en la Corte se le preguntó a Ah Fong por qué participaba de las torturas, ella explicó con esfuerzo que Fan le caía bien, pero ella "quería saber cómo se siente castigar a alguien."

"Ella estaba destruida y divertirse torturándola ya no era tan divertido. Pero igual continuamos, no había otra cosa que hacer."

El final:

Hacia el final de su calvario, Fan Man-yee permaneció tirada en el piso del baño por dos días. Una mañana, Ah Fong se despertó, fue al baño y la encontró muerta. Había muerto durante la noche.

Los tres mafiosos discutieron qué hacer con el cadáver. Como no llegaron a ninguna decisión, la dejaron donde estaba y se fueron al local de videojuegos.

A la mañana siguiente, bajo los efectos de una fuerte dosis de 'hielo', tomaron una decisión.

Depositaron el cadáver en la bañera y lo cortaron en trozos. Chan tomó un serrucho y separó la cabeza. Sus dos compañeros de Tríada desnudaron el cuerpo, lo cortaron, envolvieron los trozos y los guardaron en el refrigerador.

Cuando Ah Fong se despertó, Chan sostenía una bolsa de plástico delante de sus ojos. "Son los intestinos de Fan. Llena la bolsa de agua caliente, hasta que deje de echar olor", fue la sencilla explicación de Chan.

Mientras Leung Shing-cho cocinaba la cabeza, llamó a la niña: "Ven aquí, y échale una mirada", le dijo. "No, me da miedo", dijo ella. "Sólo haz de cuenta que estás viendo televisión".

Más tarde Ah Fong declararía en la Corte: "Cuando miré en la olla y vi la calavera hirviendo, resultó verdad. Era como una que había visto en la televisión."

Al mediodía pararon para almorzar. La cabeza se hervía en una de las hornallas, mientras los fideos se cocinaban en la otra. Usaron la misma cuchara para revolver ambas ollas.

Una vez la cabeza fue hervida hasta quedar reducida a una calavera, la cosieron dentro de la cabeza de una enorme muñeca Hello Kitty. Tiraron la mayor parte del cuerpo a la basura, y les dieron los brazos y las piernas a unos perros vagabundos.

El fallo de la corte:

El asesinato se convirtió rápidamente en un suceso en los medios informativos de Hong Kong.

Al cabo de un juicio de seis semanas, el trío fue condenado por homicidio involuntario y privación ilegítima de la libertad por un jurado de la Corte de Primera Instancia. Ello se debió a la condición de adicta a estimulantes pesados de Fan Man-yee. Los exámenes forenses no pudieron determinar de forma fehaciente que la muerte se hubiese producido exclusivamente a raíz de los castigos recibidos. El ya de por sí minado organismo de Fan Man-yee pudo haber sucumbido en parte debido a su adicción.

La niña Ah Fong no fue imputada, debido a su colaboración durante el juicio.

El juez Peter Nguyen, que dictó la sentencia, estableció: "Nunca en Hong Kong en años recientes una Corte ha oído de tal grado de crueldad, depravación, insensibilidad, brutalidad, violencia y perversidad."
Posted by Sr. Perry |

A principios del siglo XVII existió en la ciudad de Durango una hermosa mujer de nombre Doña Susana de Leyva y Borja, cuya extraordinaria belleza tenía deslumbrados a todos los jóvenes de la ciudad que la cortejaban incesantemente y deseaban correspondencia a su amor.

La dama que pisaba los veinte abriles, era consciente de su singular hermosura y con con desdén poco usado descorazonaba a sus admiradores.

Por esos años llegó a estos lugares, proveniente de la capital de la nueva españa, Don Gilberto Hernández y Rubio de Martínez y Nevárez, joven apuesto y elegante, de rancio abolengo y noble linaje, caballero de la orden de santiago y oidor del santo oficio, quien cabalgando un corcel negro de pura sangre, se encontró con Doña Susana precisamente en la plaza mayor frente a la catedral, lo que ahora es la plaza de armas. Al contemplar el caballero la belleza única de Doña Susana, bajó de su caballo y extendió su capa sobre el piso para que pisara sobre ella la mujer del relato.

El hecho y los decires del noble origen de Don Gilberto, impresionaron a la dama que correspondió con femenil sonrisa a la gallarda acción del joven pretendiente.

El noviazgo se formalizó, pero al advertirlo Don Pedro de Leyva y Quirino, padre de la muchacha, la reprendió severamente prohibiéndole de manera terminante toda pretensión de matrimonio con un hombre español de sangre pura. Aunque la joven exigió las razones de tal prohibición, Don Pedro se concretó a contestar:

No tengo por qué darte explicaciones ni se las daré a nadie, simplemente es una orden que debes cumplir.

Doña Susana se encontraba perdidamente enamorada de Don Gilberto, razón por la que optó por huir en brazos de su amado una noche oscura y lluviosa. En las afueras de la ciudad el enamorado improvisó una casa de campo, situada más o menos en lo que ahora es el crucero de las calles negrete y regato, donde estableció su nido de amor con la encantadora dama.

El tiempo pasó y pronto la pareja en amasiato procreó tres hijos que eran el encanto de la madre, quien frecuentemente le pedía al varón legalizar la unión marital para poder dar nombre sin afrenta a sus tres vástagos. Don Gilberto como única respuesta, solamente le daba un beso a la amada y le ponía en sus manos algunas monedas de oro.

Un domingo, cuando la mujer asistía a misa al templo mayor de la ciudad, después del evangelio escuchó correr las amonestaciones, en las que el cura con voz serena anunció:

"La noble señorita Doña Marcela Jiménez de Alanís y Ballesteros se propone contraer matrimonio con Don Gilberto Hernández y Rubio de Martínez y Nevárez, caballero de la orden de Santiago y oidor del Santo Oficio… etc."

Doña Susana no creía lo que escuchaba, al mismo tiempo que todas las miradas de la concurrencia se concentraron en su persona y los cuchicheos en coro la señalaban burlonamente.

Al salir del templo, tomó un coche y ordenó al cochero conducirla a casa de Don Gilberto, situada en ese tiempo más o menos en lo que ahora es la calle de Hidalgo entre pino y cinco de febrero.

No le reclamó la traición, solamente le pidió que no la abandonara a ella por sus hijos, que siguiera sosteniendo a quienes eran de su sangre.

El hombre iracundo le dijo:

"No vuelvas a cruzarte en mi camino, eres indigna de mi linaje… tú eres una mestiza… hija de una india indeseable. Tu padre hizo mal en darte el nombre que no mereces."

Le dio un golpe con la pesada bota, cuando la mujer postrada de rodillas lo abrazaba de las piernas implorándole su protección.

La mujer rodó por el suelo, humillada y herida en lo más profundo de la dignidad humana.

Dos domingos después, cuando los esponsales se realizaban con toda elegancia y solemnidad, en el preciso momento en que el sacerdote pedía a los contrayentes que manifestaran su voluntad para la unión, una dama elegante se acercó discretamente a la pareja y simulando que pretendía colocar el lazo, sepultó en repetidas ocasiones un afilado puñal sobre el pecho y espalda del novio y la novia, que cayeron pesadamente sobre el suelo, bañados en sangre.

La mujer se escurrió entre la confundida multitud, salió del templo y enloquecida corrió por la calle hasta llegar a su casa. tanto por el rencor del despecho, como porque sabía lo que le esperaba ante el tribunal del santo oficio, Doña Susana llegó a su casa, tomó a sus tres hijos y, antes de ser aprehendida por el alguacil y su gente, corrió rumbo al poniente tratando de ocultarse de la justicia.

No avanzó mucho, cuando llegó al arroyo entonces caudaloso, lo que ahora es la acequia grande, los perseguidores casi le dan alcance y en supremo intento de protesta contra las absurdas costumbres de la sociedad de la época, la mujer enloquecida degolló a sus hijos, los arrojó al arroyo y sepultándose la daga en el corazón puso fin a la quíntuple tragedia.

La ciudad entera enmudeció por lo ocurrido y, al anochecer de esa tarde de mayo en plenilunio, escuchó asombrada el aterrador lamento:

¡aaaaayyy! ¡aaaaayyy! ¡miiiis hijooooos! ¡¿donde están mis hijos?! ¡aaaaayyy!

El llanto recorrió toda la calle que ahora es negrete, y desde ese tiempo por más de dos siglos se llamó calle de La Llorona.

viernes, 3 de agosto de 2012

Posted by Sr. Perry |

Hola gente del mundo. Soy un gran fan de los dibujos animados, y de entre todos el los Invasor Zim es mi favorito.

Tomando esto en cuenta, no me perdía ningún capítulo y mis padres sabían lo mucho que me gustaba. Así que un día a mis 17 años, celebrando mi Graduacion de la secundaria, mientras mi mamá me felicitaba por eso un extraño viejo se me acercó, dándome un DVD y dicíendome que provenía de los Estudios Nickelodeon, el viejo se fue y mi madre y yo nos fuimos directo a la casa.

Al llegar a mi casa revisé el disco y me di una grata sopresa pues estaba etiquetado como "Bloody GIR", GIR es uno de mis personajes favoritos y que suerte que me hubieran dado ese disco, o eso pensaba hasta que lo puse en el reproductor de DVD.

Es un episodio de Invasor ZIM, pero no inicio el intro solo el Titulo de Episodio "Bloody GIR". El Episodio comienza como cualquier otro. Pero la calidad de la animacion estaba mala, se parecia una animacion pobre, y despues de eso no habia un personaje entrando en Escena. Gir salio de escena con el disfraz de perro, tiene un muffin en la mano y despues se acerca el muffin en la boca y despues desaparecio el muffin y estaba Dib con el muffin en la mano y dijo "tu no me podras ganar", dib tenia una voz macabra y perturbadora y despues dib salio corriendo. Termina la escena con una pantalla en negro 2 minutos, habia una habitacion en gris, gir esta llorando pero algo andaba mal, el sonido sonaba como un perro llorando de tristesa en la noche, despues gir miro a la pantalla y dijo "no conoces el verdadero dolor" gir tenia sangre que le salio de los ojos color rojos y despues aparecio una pantalla en negro tan solo 2 segundoa, gir desaparece misteriosamente, se corta la animacion y apararece un pantallazo negro con un circulo blanco, parecia la pelicula del aro y despues de 6 segundos de eso, se cambia una escena de la casa de zim en blanco y negro, pero la casa de zim estaba totalmente abandonada y mal dibujada, despues se cambia a una habitacion en blanco con una silla negra, hay un niño que se parece a Dib, vuelve la animacion y estaba Zim en la casa desde que regreso la escuela y se dio cuenta que gir no estaba alli, gir se dirige a la casa de Dib, toca la puerta sale dib con ojos hiper-realistas, pero al menos estaban photoshopeados pero igual, Dib abrio la puerta y estaba Gir. Gir grito fuertemente, pero no habia sonido, Dib corrio a la habitacion de su padre y toco la puerta pero no lo escucho. Gir se acerca a Dib, Dib toco la puerta de la habitacion de su papa 10 veces, se corta la animacion, habia un pozo parecido a la pelicula de el aro, esto fue visible 1 minuto, era mas perturbador el episodio, era un animacion muy pobre, vuelve la animacion y el gir malo agarra un cuchillo y empieza a penetrar a Dib, pero algo ocurrio, la pantalla se puso borrosa, era repugnante la animacion parecia una pelicula de terror gore, intente apagar el DVD pero no hizo nada, mi amigo decidio desenchufar la DVD pero no paso nada, sigue el capitulo, se corta de nuevo y habia una foto de un niño que se parece a Dib que estaba acuchillando y tenia numeros en la cabeza esos numeros eran 666, un mensaje en la pared escrito en sangre decia "MATAR TACOS" mis dedos estaban sangrando a mi amigo le salio sangre de la nariz, mis 2 amigos vomitaron en el piso, mis 3 amigos se calleron al piso, como si estubieran muertos, estaban en un charco de sangre y el episodio seguia, Vuelve la animacion en la casa de ZIM, habia sonidos de un jarron que se rompio, ZIM murio y tenia ojos hiper-realistas, le salio sangre de la boca, no tenia brazos ni piernas y el estaba colgado en una cuerda. despues de eso, aparece Gir pero estaba bañado en sangre con una sonrisa macabra y diabolica, miro a la camara durante 2 minutos, empezo a reirse con una risa macabra, se empiezan a escuchar risas malvadas cada ves mas reales, mas fuertes y mas perturbadoras, pasaron 8 minutos y el capitulo habia terminado. Mis 4 amigos se quedaron traumados, dos de mis mis amigos se suicidaron, cuando vi ese capitulo me dio un escalofrio horrible, y un mensaje dijo "no le digas a nadie sobre el episodio o todos sus amigos moriran en 7 dias". Yo decidi hacer una venta de garaje y un niño decidio comprar este disco de DVD del capitulo maldito y yo le dije "no compres este disco, gir te va a matar" y no hiso caso, y me lo robo, despues aparecio en las noticias el niño que murio por culpa de este capitulo y cumpli esta promesa. Yo escribi aqui por que no soporto la presion de esas escenas han pasado 3 meses de eso y sigo teniendo pesadillas de este episodio.


VÍDEO:
Cabe aclarar que la historia es fake, pero si el creador de esta serie dibujo a Bloody GIR, cosa que Nickelodeon no quizo mostrarlo en su canal porque afectaria a los niños. Entonces el creador puso a este pequeño dibujo en fotogramas cortos. En el siguiente vídeo se puede ver la intro del episodio Mortos Der Soulstealer donde se puede apreciar en menos de 1 segundo a Bloody GIR. Atentos!!!